domingo, 15 de mayo de 2011

Las bananas podrían ayudar a purificar el agua no-potable

Investigadores brasileros han descubierto un ayudante inesperado en su lucha contra el agua potable contaminada: las bananas. ¿Cómo es esto? En un nuevo estudio, publicado en Industrial & Engineering Chemistry Research, descubrieron que las cáscaras de banana picadas eran útiles para unir y acumular rastros de plomo y cobre en agua de río, lo que permitía descubrir los metales tóxicos hasta 20 veces más fácilmente. Estos descubrimientos ofrecen una utilidad gigantesca para las personas de países en desarrollo, en los cuales la calidad del agua puede ser bastante pobre y las últimas tecnologías que tienen que ver con el chequeo del agua son difíciles de obtener.

Eso sí, según los investigadores, nadie debería empezar a poner bananas cortadas en agua sucia para hacerla potable, sino que puede ser que algún día esta técnica sea desarrollada industrialmente como un ayudante barato y no-tóxico a la hora de limpiar el agua.

Gustavo Castro, un químico del Instituto de Biociencias de Botucatu, Brasil, dijo al respecto:
"La sorpresa vino cuando caí en la cuenta de su capacidad de extracción, la cual es mayor que la de otros materiales similares construidos bajo reacciones químicas, como el silicio, la alúmina y la celulosa modificadas. Todos estos materiales son producidos en el laboratorio con el mismo objetivo, para remover metales del agua. De cualquier manera, estos presentas altos costos, y algunos residuos tóxicos son producidos en su preparación."

Los metales pesados como el cobre y el plomo son contaminantes comunes en la escorrentía industrial y agrícola; incluso en concentraciones extremadamente bajas en el agua, estos metales pueden ser tóxicos para la salud, con efectos que van desde nausea hasta daño de hígado o cerebro.

En la búsqueda incansable de métodos más ecológicos para encontrar y remover metales del agua, grupos de investigadores han trabajado también con caña de azúcar, fibras de coco, cáscaras de manzana y más. Castro y sus colegas fueron los primeros en intentar con cáscaras de banana.

Este texto es esperanzador. Esperanzador, creativo y sorprendente, ya que nadie se imaginaría que con una simple cáscara de plántano podemos ayudar a nuestro planeta a ser un lugar más habitable. Deberíamos concienciarnos con estas cosas, estos pequeños descubrimientos que por pequeños que sean, pueden ser enormes en un futuro y sobre todo, debemos animar a nuestros amigos, compañeros, hijos, padres y madres a que continúen con la pequeña labor de salvar el mundo. Sin duda, un pequeño paso para la ciencia y un gran paso para nuestro planeta. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

aporta siempre algo positivo

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.